YSONUT

Probiovance Intim

15.00 €

Presentación Probiovance Intim

La flora vaginal está formada principalmente por lactobacilos, a los que se suele denominar con el término bacilos de Döderlein. Entre ellos figuran, en particular, especies como los Lactobacillus crispatus, Gasseri o Jensenii. Se pueden encontrar hasta 10 millones de gérmenes por ml de secreción.

El equilibrio de la flora permite evitar infecciones. Dicha flora varía dependiendo del momento de la vida, del ciclo menstrual, del embarazo, de la menopausia, de los métodos anticonceptivos, y en función de las secreciones hormonales femeninas. Por ejemplo, al final del ciclo menstrual y antes de la regla, la flora de lactobacilos disminuye, y el riesgo de infección aumenta.

Un desequilibrio de esta flora favorece el desarrollo de gérmenes patógenos, principalmente candidiasis, disbiosis bacterianas (Streptococcus, Staphylococcus, Gardnerella vaginalis) y parasitosis (Trichomonas). A menudo, a esto le sigue una lesión vulvar. Por lo tanto, frente a una vulvitis, se recomienda reforzar esta flora vaginal de protección.

Las causas del desequilibrio vaginal son varios (Antibióticos, envejecimiento, alteración de la flora, contagio sexual, contagion por gérmenes digestivos, falta o exceso de higiene, piscinas, saunas, utilización de tampones).

Los tratamientos lo son tambien como :

  • los Antibióticos o antifúngicos por vía vaginal que resultan ser un tratamiento eficaz, PERO que también destruye los lactobacilos de protección, con el riesgo, en caso de repetición del tratamiento, de generar una selección de gérmenes y favorecer la resistencia.
  • Los Tratamientos intravaginales para favorecer el pH ácido protector: interesante, pero no modifica la flora local, por lo que el efecto tiene una duración corta.

 

PROBIOVANCE INTIM Reforza los bacilos de Döderlein mediante complementos de lactobacilos, a dosis suficiente y con la frecuencia necesaria.

STOCK: AGOTADO

CONTENIDO: 14 cápsulas

AVISO:

Te avisamos cuando haya stock AVISAME >

CATEGORÍA: NUTRACEUTICOS
COMPÁRTELO:

La flora vaginal está formada principalmente por lactobacilos, a los que se suele denominar con el término bacilos de Döderlein. Entre ellos figuran, en particular, especies como los Lactobacillus crispatus, Gasseri o Jensenii. Se pueden encontrar hasta 10 millones de gérmenes por ml de secreción.

El equilibrio de la flora permite evitar infecciones. Dicha flora varía dependiendo del momento de la vida, del ciclo menstrual, del embarazo, de la menopausia, de los métodos anticonceptivos, y en función de las secreciones hormonales femeninas. Por ejemplo, al final del ciclo menstrual y antes de la regla, la flora de lactobacilos disminuye, y el riesgo de infección aumenta.

Un desequilibrio de esta flora favorece el desarrollo de gérmenes patógenos, principalmente candidiasis, disbiosis bacterianas (Streptococcus, Staphylococcus, Gardnerella vaginalis) y parasitosis (Trichomonas). A menudo, a esto le sigue una lesión vulvar. Por lo tanto, frente a una vulvitis, se recomienda reforzar esta flora vaginal de protección.

Las causas del desequilibrio vaginal son varios (Antibióticos, envejecimiento, alteración de la flora, contagio sexual, contagion por gérmenes digestivos, falta o exceso de higiene, piscinas, saunas, utilización de tampones).

Los tratamientos lo son tambien como :

  • Los antibióticos o antifúngicos por vía vaginal que resultan ser un tratamiento eficaz, PERO que también destruye los lactobacilos de protección, con el riesgo, en caso de repetición del tratamiento, de generar una selección de gérmenes y favorecer la resistencia.
  • Los tratamientos intravaginales para favorecer el pH ácido protector: interesante, pero no modifica la flora local, por lo que el efecto tiene una duración corta.

PROBIOVANCE INTIM Reforza los bacilos de Döderlein mediante complementos de lactobacilos, a dosis suficiente y con la frecuencia necesaria.

  • 1 cápsula = 15 mil millones de cepas
  • Lactobacillus rhamnosus
  • Lactobacillus reuteri
  • Lactobacillus crispatus

La mezcla de estos probióticos es sinérgica garantiza una fuerte viabilidad y resistencia al tracto digestivo, un refuerzo y desarrollo de la flora lactobacilar vaginal.

 

Infecciones vaginales

Candidiasis vaginal

Antibioterapia por vía oral

Envejecimiento

Sensación de quemazón, irritación

Picazón

Sequedad vaginal

Mal olor

Pérdidas vaginales inusuales

Dolor durante las relaciones sexuales

Tratamiento de los sintomas vaginales (sequedad, quemazón,dolor durante las relaciones sexuales…)

1 cápsula al día por vía oral al día de 2 a 4 semanas (repetir según sea necesario).

Se puede combinar PROBIOVANCE INTIM con otros PROBIOVANCE, con el objetivo de proteger el aparato digestivo frente a los antibióticos.

Es importante separar las tomas para optimizar la eficacia de cada producto.

NO SON CÁPSULAS VAGINALES

 

  • Disminucion de las Infecciones vaginales
  • Disminucion de la Sensación de quemazón, irritación, picazón

 Para garantizar un equilibrio de la microbiota vaginal, los lactobacilos :

  • Forman una biopelícula protectora que se adhiere a la mucosa vaginal.
  • Sintetizan ácido láctico para ayudar a preservar el pH del medio, que normalmente es ácido (alrededor de 4 – 4,5).
  • Sintetizan peróxido de hidrógeno (H2O2), potente bactericida (fuerte disminución de su producción en caso de infección bacteriana).
  • Estimulan el sistema inmunitario de regulación.
cerrar


Newsletter

Subscribete

La flora vaginal está formada principalmente por lactobacilos, a los que se suele denominar con el término bacilos de Döderlein. Entre ellos figuran, en particular, especies como los Lactobacillus crispatus, Gasseri o Jensenii. Se pueden encontrar hasta 10 millones de gérmenes por ml de secreción.

El equilibrio de la flora permite evitar infecciones. Dicha flora varía dependiendo del momento de la vida, del ciclo menstrual, del embarazo, de la menopausia, de los métodos anticonceptivos, y en función de las secreciones hormonales femeninas. Por ejemplo, al final del ciclo menstrual y antes de la regla, la flora de lactobacilos disminuye, y el riesgo de infección aumenta.

Un desequilibrio de esta flora favorece el desarrollo de gérmenes patógenos, principalmente candidiasis, disbiosis bacterianas (Streptococcus, Staphylococcus, Gardnerella vaginalis) y parasitosis (Trichomonas). A menudo, a esto le sigue una lesión vulvar. Por lo tanto, frente a una vulvitis, se recomienda reforzar esta flora vaginal de protección.

Las causas del desequilibrio vaginal son varios (Antibióticos, envejecimiento, alteración de la flora, contagio sexual, contagion por gérmenes digestivos, falta o exceso de higiene, piscinas, saunas, utilización de tampones).

Los tratamientos lo son tambien como :

 

PROBIOVANCE INTIM Reforza los bacilos de Döderlein mediante complementos de lactobacilos, a dosis suficiente y con la frecuencia necesaria.