ABIERTO

#QUEDATEENCASA #SALUDYBELLEZAENCASA

NUTERGIA

Ergyflex

35.00 €

Presentación

ERGYFLEX aporta colágeno, glucosamina, condroitina, ácido hialurónico y MSM, que son componentes clave para la salud de los cartílagos y de la piel, junto con una exclusiva asociación de otros activos importantes para potenciar el efecto protector y regenerador como es la vitamina C, el manganeso, el magnesio, el zinc, la curcumina y los aminoácidos lisina y glicina.

La calidad del Tejido Conectivo: Un factor determinante en la calidad de vida

El tejido conectivo comprende alrededor del 80% de la masa celular total y su función principal es actuar como sistema de sostén, participando en la unión o separación de los diferentes elementos tisulares que forman los órganos y sistemas, además actúa como un sistema de abastecimiento y de desecho de las células.

La composición del tejido conectivo es básicamente “sustancia fundamental” que contiene proteínas y glucosaminoglucanos (GAGs) asociados a proteoglicanos. Esta sustancia fundamental se ve reducida con el paso del tiempo, dando lugar a un tejido conectivo menos flexible, complicando la oxigenación celular y favoreciendo el envejecimiento de tejidos y órganos. Por otro lado, el ejercicio físico intenso también somete a una sobreesfuerzo al tejido conectivo, dando lugar a la aparición de lesiones y fracturas, si no existe una reposición adecuada.

Actualmente la ingesta de colágeno a partir de la alimentación es deficiente y su biodisponibilidad es muy baja dado que el ser humano solo puede aprovechar menos del 1% de lo ingerido durante el proceso de digestión.

El colágeno es una molécula compleja de gran tamaño formada por 3 fibras de polipéptidos. Las diversas conformaciones de estas 3 cadenas son las que diferencian los tipos de colágeno que existen: I, II, III, etc. En el caso del colágeno hidrolizado las fibras de colágeno se disocian. Los péptidos son moléculas de pequeño tamaño que tienen una buena absorción y son un aporte de aminoácidos necesarios para activar la síntesis endógena de colágeno. Sus beneficios a nivel óseo han sido demostrados mediante el uso de péptidos de pescado (colágeno tipo I) que activan los osteoblastos, es decir, la osteogénesis. Además se han observado efectos en otros tejidos conectivos como es la piel.

Mezcla Única: COLÁGENO TIPO I Y II

Estudios recientes destacan las ventajas del colágeno nativo tipo II no hidrolizado, dado que mantiene su estructura original, detiene la destrucción de la proteína estructural colágeno tipo II del cartílago, disminuyen la inflamación y el dolor. Se ha observado que este activo inhibe la inflamación y la formación de la enzima colagenasa, que es la responsable de la destrucción del colágeno específico de las articulaciones. De este modo, no sólo se detiene la erosión de cartílagos y huesos (que es lo que la diferencia del resto), sino que los ayuda a reparar y reconstruir.

Por otro lado, se ha observado que la ingesta de colágeno tipo I, en este caso hidrolizado (entregando péptidos) y de origen marino, ayuda a prevenir el envejecimiento prematuro y sus signos asociados como arrugas tempranas, mejorando incluso la hidratación. Este tipo de colágeno entrega aminoácidos clave para la belleza general como son la glicina, prolina e hidroxiprolina, que también tienen un papel importante en nuestro tejido conectivo1 . A su vez, el colágeno nativo tipo II, sin hidrolizar, ha demostrado, a su vez, ser capaz de reducir los principales síntomas de la artrosis: Reduce el dolor, mejora la capacidad motora y reduce la inflamación.

Vitamina C, Glicina, Lisina Y Ácido Hialuronico.

La vitamina C, la glicina y la lisina no solo son fundamentales en la calidad y producción del tejido conectivo, sino que se asocian en perfecta sintonía para mejorar la calidad del endotelio vascular, ayudando a prevenir las placas de ateromas y reduciendo el riesgo cardiovascular . El Ácido hialurónico, forma parte del tejido conectivo, tendones y ligamentos, actuando como lubricante, amortiguador y un vehículo de nutrientes para las articulaciones.

Glucosamina Sulfato, Condroitina Sulfato y MSM

Mientras que la glucosamina sulfato forma parte del cartílago especialmente, ayudando a su regeneración y protección, la condroitina sulfato, glicosaminoglicano, que constituye los proteoglicanos, le aporta la elasticidad al cartílago y aumenta su capacidad de retener el agua mejorando la capacidad “de cojín” que tiene el cartílago articular. El MSM es un componente orgánico sulfurado que también forma parte del tejido conectivo y ayuda a aliviar el dolor, la inflamación y evitar el proceso de degeneración articular .

Curcuma y Oligoelementos Magnesio, Zinc y Manganeso

Diferentes estudios a nivel internacional han mostrado el papel antiinflamatorio, antioxidante y antidegenerativo de los curcuminoides, resultando de gran interés en la rigidez y dolor articular. El zinc es imprescindible para la síntesis de colágeno, otorgando a la piel su elasticidad característica. El manganeso interviene en la producción de mucopolisacáridos como el sulfato de condroitina o el ácido hialurónico, ya considerados, y el magnesio fortalece los huesos, además de mejorar la inflamación y el dolor articular.

ver cesta
STOCK: DISPONIBLE Contenido: Caja con 30 sobres de 6 g cada CATEGORÍA: NUTRACEUTICOS TAGS:
COMPÁRTELO:

ERGYFLEX aporta colágeno, glucosamina, condroitina, ácido hialurónico y MSM, que son componentes clave para la salud de los cartílagos y de la piel, junto con una exclusiva asociación de otros activos importantes para potenciar el efecto protector y regenerador como es la vitamina C, el manganeso, el magnesio, el zinc, la curcumina y los aminoácidos lisina y glicina.

La calidad del Tejido Conectivo: Un factor determinante en la calidad de vida

El tejido conectivo comprende alrededor del 80% de la masa celular total y su función principal es actuar como sistema de sostén, participando en la unión o separación de los diferentes elementos tisulares que forman los órganos y sistemas, además actúa como un sistema de abastecimiento y de desecho de las células.

La composición del tejido conectivo es básicamente “sustancia fundamental” que contiene proteínas y glucosaminoglucanos (GAGs) asociados a proteoglicanos. Esta sustancia fundamental se ve reducida con el paso del tiempo, dando lugar a un tejido conectivo menos flexible, complicando la oxigenación celular y favoreciendo el envejecimiento de tejidos y órganos. Por otro lado, el ejercicio físico intenso también somete a una sobreesfuerzo al tejido conectivo, dando lugar a la aparición de lesiones y fracturas, si no existe una reposición adecuada.

Actualmente la ingesta de colágeno a partir de la alimentación es deficiente y su biodisponibilidad es muy baja dado que el ser humano solo puede aprovechar menos del 1% de lo ingerido durante el proceso de digestión.

El colágeno es una molécula compleja de gran tamaño formada por 3 fibras de polipéptidos. Las diversas conformaciones de estas 3 cadenas son las que diferencian los tipos de colágeno que existen: I, II, III, etc. En el caso del colágeno hidrolizado las fibras de colágeno se disocian. Los péptidos son moléculas de pequeño tamaño que tienen una buena absorción y son un aporte de aminoácidos necesarios para activar la síntesis endógena de colágeno. Sus beneficios a nivel óseo han sido demostrados mediante el uso de péptidos de pescado (colágeno tipo I) que activan los osteoblastos, es decir, la osteogénesis. Además se han observado efectos en otros tejidos conectivos como es la piel.

Mezcla Única: COLÁGENO TIPO I Y II

Estudios recientes destacan las ventajas del colágeno nativo tipo II no hidrolizado, dado que mantiene su estructura original, detiene la destrucción de la proteína estructural colágeno tipo II del cartílago, disminuyen la inflamación y el dolor. Se ha observado que este activo inhibe la inflamación y la formación de la enzima colagenasa, que es la responsable de la destrucción del colágeno específico de las articulaciones. De este modo, no sólo se detiene la erosión de cartílagos y huesos (que es lo que la diferencia del resto), sino que los ayuda a reparar y reconstruir.

Por otro lado, se ha observado que la ingesta de colágeno tipo I, en este caso hidrolizado (entregando péptidos) y de origen marino, ayuda a prevenir el envejecimiento prematuro y sus signos asociados como arrugas tempranas, mejorando incluso la hidratación. Este tipo de colágeno entrega aminoácidos clave para la belleza general como son la glicina, prolina e hidroxiprolina, que también tienen un papel importante en nuestro tejido conectivo1 . A su vez, el colágeno nativo tipo II, sin hidrolizar, ha demostrado, a su vez, ser capaz de reducir los principales síntomas de la artrosis: Reduce el dolor, mejora la capacidad motora y reduce la inflamación.

Vitamina C, Glicina, Lisina Y Ácido Hialuronico.

La vitamina C, la glicina y la lisina no solo son fundamentales en la calidad y producción del tejido conectivo, sino que se asocian en perfecta sintonía para mejorar la calidad del endotelio vascular, ayudando a prevenir las placas de ateromas y reduciendo el riesgo cardiovascular . El Ácido hialurónico, forma parte del tejido conectivo, tendones y ligamentos, actuando como lubricante, amortiguador y un vehículo de nutrientes para las articulaciones.

Glucosamina Sulfato, Condroitina Sulfato y MSM

Mientras que la glucosamina sulfato forma parte del cartílago especialmente, ayudando a su regeneración y protección, la condroitina sulfato, glicosaminoglicano, que constituye los proteoglicanos, le aporta la elasticidad al cartílago y aumenta su capacidad de retener el agua mejorando la capacidad “de cojín” que tiene el cartílago articular. El MSM es un componente orgánico sulfurado que también forma parte del tejido conectivo y ayuda a aliviar el dolor, la inflamación y evitar el proceso de degeneración articular .

Curcuma y Oligoelementos Magnesio, Zinc y Manganeso

Diferentes estudios a nivel internacional han mostrado el papel antiinflamatorio, antioxidante y antidegenerativo de los curcuminoides, resultando de gran interés en la rigidez y dolor articular. El zinc es imprescindible para la síntesis de colágeno, otorgando a la piel su elasticidad característica. El manganeso interviene en la producción de mucopolisacáridos como el sulfato de condroitina o el ácido hialurónico, ya considerados, y el magnesio fortalece los huesos, además de mejorar la inflamación y el dolor articular.

Composición por 1 sobre:

  • Colágeno tipo I y II 1500 mg
  • Glucosamina sulfato 500 mg
  • Condroitina sulfato 500 mg
  • Ácido Hialurónico 100 mg
  • MSM 500 mg
  • Curcumina 25 mg
  • Vitamina C 200 mg VRN* 250% 
  • L-lisina 200 mg
  • L-glicina 200 mg
  • Magnesio 100 mg VRN* 53%
  • Zinc 3 mg VRN* 30% 
  • Manganeso 1 mg VRN* 50%

*Valores de Referencia de Nutrientes.

Colágeno Hidrolizado de Pescado (Tipo I), Colágeno Nativo de Pollo (Tipo II), maltodextrina, citrato de magnesio,sulfatos de glucosamina y de condroitina de origen marino (pescado, crustáceos), metilsulfonilmetano, L-ascorbato de calcio, L-lisina, sabor natural, hialuronato de sodio, ácido cítrico, extracto de cúrcuma (Curcuma longa), citratos de zinc y de manganeso, edulcorante: stevia.

ERGYFLEX está especialmente indicado en:

Personas que padecen Artrosis u Osteoartritis y requieren prevenir su avance así como disminuir la inflamación y/o dolor que padecen.

Deportistas que tienen especial desgaste articular como es en los deportes de alto impacto (balonmano, rugby, combate, etc) y aquellos de larga duración (running, trekking, montañismo, etc).

El adulto mayor que ya por su avanzada edad tiene mayor fragilidad en huesos, articulaciones y piel.

Personas con especial interés en prevenir el envejecimiento prematuro de la piel, ayudando a evitar la degradación anticipada de colágeno y la posterior aparición temprana de arrugas (a partir de los 40 años).

Personas que tienen celulitis y quieren ayudar a mejorar la calidad de su piel y tejidos.

En todos los trastornos de salud donde la calidad del tejido conectivo sea un factor trascendental (osteopenia, osteoporosis, problemas cardiovasculares, etc) y en aquellas situaciones que requieran una aceleración y optimización en la cicatrización (medicina estética y reparadora).

1 sobre al día diluido en 1/2 vaso con agua (100 ml) a tomar junto con comida, o según recomiende el profesional de la salud.

ERGYFLEX aporta colágeno, glucosamina, condroitina, ácido hialurónico y MSM, que son componentes clave para la salud de los cartílagos y de la piel, junto con una exclusiva asociación de otros activos importantes para potenciar el efecto protector y regenerador como es la vitamina C, el manganeso, el magnesio, el zinc, la curcumina y los aminoácidos lisina y glicina.

cerrar


Newsletter

Subscribete

ERGYFLEX aporta colágeno, glucosamina, condroitina, ácido hialurónico y MSM, que son componentes clave para la salud de los cartílagos y de la piel, junto con una exclusiva asociación de otros activos importantes para potenciar el efecto protector y regenerador como es la vitamina C, el manganeso, el magnesio, el zinc, la curcumina y los aminoácidos lisina y glicina.

La calidad del Tejido Conectivo: Un factor determinante en la calidad de vida

El tejido conectivo comprende alrededor del 80% de la masa celular total y su función principal es actuar como sistema de sostén, participando en la unión o separación de los diferentes elementos tisulares que forman los órganos y sistemas, además actúa como un sistema de abastecimiento y de desecho de las células.

La composición del tejido conectivo es básicamente “sustancia fundamental” que contiene proteínas y glucosaminoglucanos (GAGs) asociados a proteoglicanos. Esta sustancia fundamental se ve reducida con el paso del tiempo, dando lugar a un tejido conectivo menos flexible, complicando la oxigenación celular y favoreciendo el envejecimiento de tejidos y órganos. Por otro lado, el ejercicio físico intenso también somete a una sobreesfuerzo al tejido conectivo, dando lugar a la aparición de lesiones y fracturas, si no existe una reposición adecuada.

Actualmente la ingesta de colágeno a partir de la alimentación es deficiente y su biodisponibilidad es muy baja dado que el ser humano solo puede aprovechar menos del 1% de lo ingerido durante el proceso de digestión.

El colágeno es una molécula compleja de gran tamaño formada por 3 fibras de polipéptidos. Las diversas conformaciones de estas 3 cadenas son las que diferencian los tipos de colágeno que existen: I, II, III, etc. En el caso del colágeno hidrolizado las fibras de colágeno se disocian. Los péptidos son moléculas de pequeño tamaño que tienen una buena absorción y son un aporte de aminoácidos necesarios para activar la síntesis endógena de colágeno. Sus beneficios a nivel óseo han sido demostrados mediante el uso de péptidos de pescado (colágeno tipo I) que activan los osteoblastos, es decir, la osteogénesis. Además se han observado efectos en otros tejidos conectivos como es la piel.

Mezcla Única: COLÁGENO TIPO I Y II

Estudios recientes destacan las ventajas del colágeno nativo tipo II no hidrolizado, dado que mantiene su estructura original, detiene la destrucción de la proteína estructural colágeno tipo II del cartílago, disminuyen la inflamación y el dolor. Se ha observado que este activo inhibe la inflamación y la formación de la enzima colagenasa, que es la responsable de la destrucción del colágeno específico de las articulaciones. De este modo, no sólo se detiene la erosión de cartílagos y huesos (que es lo que la diferencia del resto), sino que los ayuda a reparar y reconstruir.

Por otro lado, se ha observado que la ingesta de colágeno tipo I, en este caso hidrolizado (entregando péptidos) y de origen marino, ayuda a prevenir el envejecimiento prematuro y sus signos asociados como arrugas tempranas, mejorando incluso la hidratación. Este tipo de colágeno entrega aminoácidos clave para la belleza general como son la glicina, prolina e hidroxiprolina, que también tienen un papel importante en nuestro tejido conectivo1 . A su vez, el colágeno nativo tipo II, sin hidrolizar, ha demostrado, a su vez, ser capaz de reducir los principales síntomas de la artrosis: Reduce el dolor, mejora la capacidad motora y reduce la inflamación.

Vitamina C, Glicina, Lisina Y Ácido Hialuronico.

La vitamina C, la glicina y la lisina no solo son fundamentales en la calidad y producción del tejido conectivo, sino que se asocian en perfecta sintonía para mejorar la calidad del endotelio vascular, ayudando a prevenir las placas de ateromas y reduciendo el riesgo cardiovascular . El Ácido hialurónico, forma parte del tejido conectivo, tendones y ligamentos, actuando como lubricante, amortiguador y un vehículo de nutrientes para las articulaciones.

Glucosamina Sulfato, Condroitina Sulfato y MSM

Mientras que la glucosamina sulfato forma parte del cartílago especialmente, ayudando a su regeneración y protección, la condroitina sulfato, glicosaminoglicano, que constituye los proteoglicanos, le aporta la elasticidad al cartílago y aumenta su capacidad de retener el agua mejorando la capacidad “de cojín” que tiene el cartílago articular. El MSM es un componente orgánico sulfurado que también forma parte del tejido conectivo y ayuda a aliviar el dolor, la inflamación y evitar el proceso de degeneración articular .

Curcuma y Oligoelementos Magnesio, Zinc y Manganeso

Diferentes estudios a nivel internacional han mostrado el papel antiinflamatorio, antioxidante y antidegenerativo de los curcuminoides, resultando de gran interés en la rigidez y dolor articular. El zinc es imprescindible para la síntesis de colágeno, otorgando a la piel su elasticidad característica. El manganeso interviene en la producción de mucopolisacáridos como el sulfato de condroitina o el ácido hialurónico, ya considerados, y el magnesio fortalece los huesos, además de mejorar la inflamación y el dolor articular.